Una receta para triunfar


Los muslos de pollo son de mis piezas favoritas tanto por su textura como por su sabor diferente en comparación con otras piezas de pollo como la pechuga. El vino blanco por su parte es un ingrediente muy interesante ya que le aporta a una preparación un toque de acidez que, si está bien integrada, puede resultar sumamente atractiva. Combinado todo en esta receta de muslitos de pollo en salsa cremosa de vino blanco es toda una delicia.

Ingredientes

Para 2 personas
  • muslos de pollo2
  • Cebolla morada0.5
  • Vino blanco200 ml
  • Creme Fraiche o crema fresca50 g
  • Caldo de pollo200 ml
  • Tomillo fresco ramillete1
  • Mantequilla20 g
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer muslitos de pollo en salsa cremosa de vino blanco

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total40 m
  • Elaboraciónm
  • Cocción35 m

Vamos primero a retirar la piel de cada muslo y colocarlos en un sartén con la mantequilla derretida y una cucharadita de aceite de oliva. Los vamos a sellar por unos ocho minutos de cada lado a fuego medio alto. Los retiramos de la lumbre y en el mismo sartén, sin lavarlo, agregamos otra cucharadita de aceite.

Picamos la cebolla que freímos por unos tres minutos. Vertemos el vino blanco, el caldo de pollo y diluimos la crème fraiche. Revolvemos, sazonamos con sal, pimienta y tomillo. Bajamos la lumbre al mínimo, volvemos a colocar los muslos en el sartén y tapamos. Dejamos en la lumbre, siempre baja, por unos 20 minutos aproximadamente.

Fuente: directoalpaladar.com

volver
Muslos de pollo en salsa cremosa de vino blanco